¡Hola!

Ahora que estamos solos voy a contarte un par de cosas más sobre mí. Vivo en Zaragoza pero vengo de Granada, y si algo me traje del sur fue un acento que tiene pinta de que va para largo. Nunca he tenido color favorito, soy del bando de los gatos y me pasaría la vida viajando, aunque estoy enamorado de esa sensación tan gustosita de regresar al hogar tras una buena temporada fuera.  

Me convertí en fotógrafo muy poco a poco, casi sin darme cuenta. ¿Recuerdas el momento "ahora sé karate" de cierta película? Algo así me pasó a mí, salvo que en mi caso detrás de ese instante había varios años de sutil aprendizaje autodidacta. Desde entonces la fotografía no ha parado de enseñarme algo nuevo, es una forma de ver el mundo fascinante que me tiene totalmente enganchado. 


“Sueña como si fueras eterno,

vive como si fuese tu último día.”